¿A dónde va el talento en 2015?