Cinco consejos para elegir una oficina virtual en 2018

El servicio permite realizar todas las labores administrativas de su empresa sin necesidad de alquilar un espacio físico.

En la constante evolución de los modelos de negocio, cada vez más emprendedores y pequeñas y medianas empresas buscan la manera de profesionalizarse, reflejando una imagen corporativa, seria y confiable ante sus clientes, pero sin incurrir en un gasto mayor al que su presupuesto lo permita, una de estas evoluciones son las oficinas virtuales.

Una oficina virtual es un espacio digital en el cual se realizan las mismas actividades que en una oficina física. Por ejemplo, recepción y envío de documentos, atención de llamadas, coordinación de reuniones y demás labores diarias que requiera la empresa.

Diana Rodríguez, Gerente General de VMG Business Center, asegura que “este tipo de oficinas se han convertido en tendencia debido a la necesidad de las personas de conciliar la parte laboral con la presencial de la empresa, sin tener que alquilar un espacio físico. Además, porque el rendimiento o producción del negocio no se verá afectado, ya que el mismo servicio ofrece una persona permanente que estará disponible para asuntos administrativos”.
Según datos de VMG Business Center, en 2017 la demanda de las oficinas virtuales creció en un 22% y los clientes principales fueron profesionales del área de consultoría, con la novedad de un aumento de personas especializadas en coaching empresarial y personal. Se espera que para este 2018 la tendencia se mantenga y el servicio virtual se incremente entre un 20% y 25%.

“Esta solución es idónea para consultores independientes y pequeñas y medianas empresas que requieran mejorar su imagen empresarial, con el fin de incrementar la calidad de sus servicios sin detener el desarrollo laboral diario del negocio y, muy importante, sin incurrir en gastos que se salgan de sus presupuestos. Todo dentro de un ambiente corporativo virtual”, explicó Rodríguez.
Ante este panorama, la experta le brinda cinco consejos para que considere una oficina virtual como parte de su negocio en el 2018:

  1. Precio: el costo por el servicio de una oficina virtual ronda desde los $90 mensuales en adelante, dependiendo de las necesidades que tenga la empresa.
  2. Soporte: las labores administrativas de su oficina podrán realizarse sin su presencia física, a través del personal asignado.
  3. Ahorro: existe la posibilidad real de ahorro continuo al no incurrir en pagos a personal administrativo, compra de mobiliario y equipo, mantenimiento, entre otros.
  4. Domicilio empresarial: permite que la empresa tenga un número telefónico fijo y una dirección física para la recepción de documentos o paquetes.
  5. Movilidad: le permite organizar sus traslados y horarios de labores diarias, para reunirse con clientes o proveedores, sin afectar el desarrollo diario de su empresa.
También te puede interesar:  Productividad femenina

El trabajo que realiza su empresa no es únicamente el que habla por usted como cabeza de negocio, también está la imagen profesional que refleja para sus clientes fijos y potenciales. Por eso, las oficinas virtuales llegaron para contribuir con una mejor administración y control de sus procesos empresariales, sin importar el lugar donde esté trabajando.

Con información: Estrategias y negocios