Unión de edificios de oficinas en diferentes niveles

El complejo de oficinas para aproximadamente 800 empleados se asemeja a una variada flotilla de edificios en diferentes niveles, que están conectados por una serie de espacios al aire libre como atrios, patios, terrazas y jardines en el techo.

La mezcla de edificios de oficinas y espacios al aire libre crea la impresión de que esta es una ciudad dentro de una ciudad. El complejo, rodeado de canales y lagos en sus cuatro lados, forma la entrada al nuevo, distrito urbano en el paseo marítimo de Aarhus, Dinamarca.

Simple y elegante

Los edificios individuales varían desde una a doce plantas. El complejo contiene espacio para oficinas, salas de exposición, talleres para cine y fotografía, un auditorio y una generosa zona de comedor-restaurante, además de un estacionamiento de tres plantas con espacio para 450 automóviles, 400 racks de bicicletas y una zona de recepción bajo la planta baja.

Las fachadas latitudinales norte y sur tienen distintos relieves, creados en piedra natural de Sicilia, que enmarcan los profundos nichos de las ventanas. Estas fachadas contrastan agudamente con las simples fachadas transparentes de cristal enmarcado en piedra natural en los lados oriente y poniente. La piedra natural está también presente en el interior – en las escaleras y en los pisos, e incluso como revestimiento en muros y muebles. Se combina con el roble oscuro y ligeras superficies metálicas para crear un refinado juego de colores y texturas.

El complejo de oficinas utiliza refrigeración por agua de mar y energía solar,  se plantea como un edificio de bajo consumo energético de 2015, es decir, el consumo de energía será un 50% menor que los requisitos mínimos establecidos en las normas de construcción.

Una diversidad de espacios

El punto central del complejo es una “calle” interior con una plaza central cubierta puesta sobre un pasaje que divide la planta baja en dos partes. Desde la plaza se accede a un auditorio comunal, instalaciones, ambientes experimentales para tiendas y puntos de reunión. Aproximádamente entre 500 y 1000 personas pueden reunirse en la meseta, escaleras y balcones están dispuestos para asisistir a grandes desfiles de moda y reuniones.

La entrada se asemeja a un puente, desde el cual hay vistas a las tres plantas subterráneas del edificio. Desde la callle interior hay diferentes visiones en las terrazas verdes exteriores y jardines de la azotea – en total, 10 espacios verdes al aire lbre. La calle lleva a la zona de restaurante, que se subdivide en muchas secciones con diferentes ambientes, tamaños y grados de intimidad, de los cuales hay un acceso directo a las terrazas y un nuevo canal al otro lado del antiguo Muelle 2.