Sé un buen vendedor y no mueras en el intento

Cerrar un buen negocio no es cosa fácil, se requiere de conocer al cliente a detalle y saber lo que desea. Sin embargo, lo más importante es que sea el propio cliente el que esté deseando comprarte el producto.

El buen vendedor aprende desde sus inicios que la venta se logra luego de haber fracasado muchas veces, cinco, diez o más.

También es cierto que no existe una “receta secreta” ni una verdad absoluta para conseguirlo; sin embargo, una guía te puede ayudar para mejorar tus cualidades  y descubrir cómo ser un buen vendedor y poder lograr tus metas comerciales de una forma más exitosa.

¿Qué necesita un vendedor para tener éxito?

  • Ser empático: para saber ponerse en el lugar del cliente y así contactar mejor con él.
  • Conocer el perfil del cliente. Este es un punto clave. Saber quién compra el producto, quién lo consume, qué otros productos le gustan, qué nivel de formación tienen, qué nivel de ingresos etcétera.
  • Conocer los beneficios de los productos percibidos por los clientes tipo. Y no sólo las características del producto o servicio.
  • Tener formación de la empresa y del producto. Los clientes están cada vez más formados ya que usan Internet para conocer información sobre el producto, la empresa y la competencia. Cuanto más valor tiene el producto, este punto se agudiza. Un vendedor formado dará una buena imagen al cliente. La formación debe ser continua lo que mantendrá al comercial motivado.
  • Nunca mientas: si no sabes algo no te lo inventes, porque aunque realices la venta más adelante se descubrirá la mentira y posiblemente no vuelvas a vender a ése cliente,  mancharías tu imagen y la de tu empresa.
  • Tener un plan de motivación con objetivos claros y concretos. El vendedor tiene que saber qué debe de vender y su premio por conseguirlo. Para que funcione los objetivos deben ser realistas.
  • Tener claras las condiciones comerciales de la empresa. Hasta qué punto puede llegar en la negociación. A los clientes les gusta sentirse especiales; un obsequio, un descuento pueden marcar la diferencia.
  • Cuida tu imagen: debes ir arreglado pero tampoco en exceso, todo irá en función de la persona con la que estés hablando, no estés por encima de él, estás con un amigo; un buen vendedor  transmite imagen, y no sólo la suya, sino la del producto que vende y la de la empresa a la que representa.
  • Se ambicioso: No te relajes, siempre hay que intentar vender más, supera cada día lo que hiciste el día anterior y así cada día y podrás llegar a ser el más grande. Cada día cuando te levantes tienes que sentir el hambre por seguir creciendo, por seguir vendiendo más, por hacer más amigos que te harán ser más grande.
  • Tener un CRM que le ayude a gestionar cualquier reclamación del cliente. Un software que permita incluir toda la información relevante del cliente, perfil, pedidos, reclamaciones, sugerencias.
También te puede interesar:  ¿Cómo ser más productivo en tu trabajo?