Las verdades que un emprendedor no quiere oír

Es parte del proceso: todos los emprendedores cometen errores.

«Si no estás fallando es probable que no estés tomando muchos riesgos», opina Dana Severson, vicepresidente de ventas y marketing de Loot! y cofundador de StartupsAnonymous.com.

Severson considera necesario que los emprendedores «novatos» conozcan algunas verdades que rara vez se analizan: verdades que duelen y que la gente no suelen decir por amabilidad. Aquí te compartimos algunas:

  • Nadie va a hacer algo por tu empresa hasta que les des una razón para hacerlo.
  • Los empleados nunca se preocuparán tanto por tu empresa como tú mismo.
  • Una vez que tu empresa comience a recaudar dinero, no dejará de hacerlo. No lo hagas hasta que sea absolutamente necesario.
  • Tratar de convencer a los inversionistas de decir sí, cuando ya han dicho que no, es una pérdida de tiempo y energía.
  • La suerte va a formar parte de tu éxito.
  • Si comienzas un negocio con un amigo o familiar, probablemente no acabe bien.
  • Trabajar toda la noche es innecesario. Algunos piensan que esto los hace parecer dedicados.
  • Los contactos son importantes; no lo que sabes, sino a quien conoces.
  • Lo más probable es que no crees una compañía de mil millones de dólares.
  • Hacer crecer un negocio de boca en boca no sirve.
  • EL 80% de tus empleados se equivocarán el 20% de las veces. Saca el máximo provecho de ese porcentaje positivo.
  • Las decisiones difíciles nunca llegan a ser más fáciles.
  • Las ventas no lo resuelven todo.
  • Si alcanzas el éxito, siempre habrá alguien que tratará de derribarlo.
  • Siempre habrá alguien más exitoso que tú.

Fuente: http://mundoejecutivo.com.mx/