La oficina donde todos sí quieren trabajar

Actualmente la oficina ideal básicamente tiene 3 características indispensables: magníficas vistas, despacho privado y un minigolf. Ahora que si además tiene enclaves nuevos y modernos en pisos altísimos, con ascensores que aceleran de cero a cien como un Lamborghini se vuelve un sueño hecho realidad.

Bueno, volviendo a la realidad, es un hecho que los espacios de trabajo comienzan a reformarse para mejorar la vida de sus empleados. Los empleadores que tienen el objetivo de mejorar el rendimiento de sus trabajadores, dotan a sus oficinas de espacios abiertos para fomentar la colaboración y convivencia de sus colaboradores.

El mejor ejemplo de esto, si no es que de todo lo que se mencionará a continuación, es Google. El gigante estadounidense cuenta con hamacas, futbolito, masajista, comida gratis o videojuegos para sus empleados. En su oficina de la Torre Picasso de Madrid tienen una ducha a pocos pasos de la mesa de trabajo.

Por otra parte, las oficinas centrales de la televisión canadiense Corus Quay, cuentan con un tobogán en forma de espiral que comunica tres de sus ocho plantas y una playa urbana.

Mark Zuckerberg preguntó a sus empleados cómo les gustaría que fuera su lugar de trabajo. El resultado es que las oficinas centrales de Facebook cuentan con rampas para hacer skate y una cabina de dj.