Hasta 90% mensual pueden ahorrar los emprendedores que optan por oficinas virtuales

Emprender siempre había sido el sueño de muchos, pero pocos llegaban a concretarlo. En las últimas dos décadas este escenario ha cambiado en Chile y el número de microempresarios ha aumentado llegando a sobrepasar el 24% en el 2015. ¿La razón? Hoy iniciar un negocio requiere menos inversión que en el pasado.

Una de las exigencias del SII para convertirse en un empresa formal es tener una dirección tributaria, esto obligaba a muchos chilenos a arrendar una oficina, a contratar una secretaria, a pagar los gastos de ese inmueble y a invertir en su servicio o producto, teniendo que tener un capital mensual de casi US$1.550. Sin embargo, ese número ha disminuido con la aparición de las oficinas virtuales donde los planes personalizados que incorporan incluso servicios de secretarias tienen costos mensuales de US$55.

“Una oficina virtual es un servicio que entrega todas las ventajas de una oficina convencional sin tener que asumir los costos fijos y de implementación que ello implica. Es el ejemplo más claro de la externalización de servicios, antes se externaliza el soporte, algunos servicios profesionales, pero ahora se puede externalizar la oficina física, la atención telefónica de la empresa, las gestiones de formalización de la empresa y el backoffice en general”, asevera Vanessa Jiménez, directora de Virtual Business.

Además de las diferencias de precios entre una oficina física y una virtual, estas últimas tienen otros beneficios como tener ubicaciones prestigiosas, número de teléfonos exclusivos para las PYMES con secretarias que saludan de forma personalizada, desvíos de llamadas, creación de sitios web, contabilidad para emprendedores, marketing, entre otros.

“Las oficinas virtuales ayudan a disminuir los riesgos iniciales de un emprendimiento lo que permite de manera rápida probar un negocio a muy bajo costo, lanzar un producto o servicio al mercado, es el reflejo de la metodología Lean Startup aplicado a los inicios de los negocios”, agrega Vanessa.

Según cifras del Ministerio de Economía de los 1.814.938 microempresarios en Chile, el 48,7% ha iniciado actividades ante el SII y el restante 51,3% opera de manera informal.  “Las oficinas virtuales al bajar las barreras para comenzar un emprendimiento, contribuyen a disminuir la cantidad de negocios informales que existen, esto es un aporte claro al emprendimiento y economía del país”, concluye Vanessa.

Fuente: América Economía