El ruido, el enemigo de la productividad en tu oficina

Está comprobado que la productividad se reduce hasta en un 40% debido a los bloqueos mentales que surgen cuando las personas cambian de una actividad a otra. De ahí la importancia de mantener la concentración y evitar las distracciones ya que afectan a la calidad del trabajo.

Llamadas telefónicas, reuniones no programadas y mensajería instantánea son algunas de las actividades que más detienen la productividad. Según Betzabeth Romero, directora de Jabra en México, se pierde más del 66% de la productividad a través de ruidos accidentales en la oficina, como las charles de los compañeros y los ruidos comunes de una oficina.

Es por eso que muchos bloquean estas distracciones con audífonos y música. Según Romero, aproximadamente el 70% de todos los trabajadores de oficina trabajan en oficinas abiertas y muchos de ellos utilizan auriculares con música para cancelar el ruido.

“Sin embargo, esto no es una solución viable. Mientras bloquear el paso de los sonidos con música puede ayudar, tendemos a reproducir el tipo equivocado de música en el intento de bloquear a nuestros compañeros”, menciona.

Es un hecho conocido que la música con letra reduce aún más la productividad, ya que el cerebro humano no puede procesar tantas voces al mismo tiempo.

¿Cómo podemos reducirlo?

  • El equipo o maquinaria que produzca sonidos, como las impresoras, deberán instalarse en habitaciones contiguas.
  • Reducir las pláticas aisladas y reservarlas a los lugares destinados para tal fin. Claro, sin limitar la comunicación entre compañeros.
  • Disminuir el número de personas en los espacios comunes e instalar mamparas entre cada trabajador.
  • Colocar sobre la mesa objetos que absorben el sonido como plantas.
  • Tomar descansos periódicos, buscando lugares alejados del sonido.

Fuente: mundoejecutivo.com.mx