¿El regreso de Nokia?

Nokia fue alguna vez el sinónimo de telefonía celular y me atrevería a decir que casi cualquier persona que haya tenido un teléfono celular durante la primera década de este siglo seguramente fue poseedor de algún modelo del fabricante finés.

La marca logró posicionarse alguna vez como el más grande vendedor de equipos celulares, antes de la llegada y popularización de los smartphones, y fue debido a su renuencia a aceptar nuevas tecnologías de software (léase Android) que comenzó su declive y más tarde la venta de su unidad de equipos portátiles a Microsoft que la transformó a “Lumia”. Nokia se quedó tan solo con su negocio de equipos para telecomunicaciones.

Ahora Nokia está contratando expertos en software, probando nuevos productos y buscando posibles socios de negocio. El nuevo director de la marca, Rajeev Suri, está planeando abiertamente el regreso al escenario luego de 2016, fecha pactada con Microsoft en un acuerdo de no competencia.

En miras a este regreso la empresa ya está comercializando una tableta en China, basada en Android y de nombre N1 con la que empieza a realizar pruebas.