Detienen producción del Galaxy Note 7

De cómo un mal sueño se transformó en una pesadilla que se transformó en un auténtico apocalípsis.

El gran escándalo del medio tecnológico de este 2016 fueron, sin duda alguna, las “phablets” Galaxy Note 7 que, poco después de ser lanzadas al mercado, comenzaron a explotar y a incendiarse.

Luego del escándalo mediático la firma coreana estableció todo un sistema para reponer los equipos defectuosos y de esta manera paliar lo que era una verdadera tormenta mercadológica.

La mala noticia se transformó en buena cuando comenzaron a cambiar los equipos, incluso los marcaron de otra forma para así difernciarlos de los “explosivos”.

Todo parecía regresar a la normalidad cuando comenzaron a llegar más malas noticias: los equipos de reemplazo comenzaron a explotar de la misma manera que los “defectuosos”. Un avión en Louisville, Kentucky tuvo que ser evacuado luego que el Galaxy Note 7 -de reemplazo- de uno de los pasajeros comenzara a incendiarse.

Poco después fueron reportados otros dos casos donde los equipos reemplazados estallaron en llamas.

Según la agencia de noticias  Yonhap News, Samsung habría detenido la producción del Note 7 hasta dar con la falla (o de plano “matar” un modelo que nunca se va a recuperar de la mala fama adquirida); esta nota ya ha sido confirmada tanto por el Wall Street Journal y Bloomberg, mientras que Rory Cellan, un corresponsal de tecnología de la BBC publicó lo que parece una cita oficial de Samsung en su cuenta de Twitter:

Por lo pronto las empresas de telefonía en Estados Unidos anunciaron por su parte que detendrán tanto el reemplazo como la venta de los equipos y que ofrecerán a los usuarios que ya tengan uno de estos, un equipo alternativo.

Así que, acá en México, esperaremos que es lo que las empresas telefónicas locales hacen para solucionar este problema.

Este fue el equipo que causó la evacuación de avión en Kentucky

Este fue el equipo que causó la evacuación de un avión en Kentucky