¿De vacaciones? ¡Olvídate de la Tecnología!

Todos nos quejamos porque, según nosotros, necesitamos unas vacaciones para olvidarnos de todo. Sin embargo, al momento en que nos embarcamos en esos dorados y deseados días libres, nosotros mismos nos saboteamos al no dejar de “estar conectados” mediante dispositivos y aplicaciones.

¿Cuáles son las recomendaciones para tener una verdaderas vacaciones sin entrar en contacto (y en estrés) con la oficina?

He aquí algunas recomendaciones:

Borra todo.- Suena muy drástico pero es muy práctico. Borra las aplicaciones de Facebook, Twitter, WhatsApp y cualquier otro medio de comunicación que tengas. El simple hecho de “ver que me han mandado” te puede llevar de regreso a una esperal irreversible de trabajo de la cual no te podrás liberar durante tus vacaciones. Cuando regreses podrás “bajar” de nuevo las apps, pero mientras tanto, disfruta.

Revisa tu correo electrónico en modo “vacaciones”.- No, no estamos hablando de esas molestas respuestas automatizadas, se trata de que lo revises de manera racional. No te claves. Establece una hora y revisa tu correo electrónico UNA VEZ AL DÍA… Lo vamos a repetir por si no nos entendiste: revisa tu correo electrónico UNA VEZ AL DÍA.

Tira a la basura todo el spam, los correos importantes, guárdalos para cuando regreses y sólo contesta lo que sea verdaderamente urgente. De esta manera de regreso no tendrás un cerro virtual de correo y tampoco llegarás con desconocimiento de cualquier crisis que se haya presentado.

Apaga las notificaciones.- Lo primero que necesitamos para engancharnos con la chamba cuando estamos de vacaciones es un smartphone exigiendo nuestra atención cada pocos minutos. Lo mejor: apagar las notificaciones y olvidarnos de estas. revisa tu teléfono en algún momento que tengas tiempo y no cuando una app te exige que lo hagas.

-o0o-

Recuerda que las vacaciones son para hacer lo que tu quieras por lo que, si es tu deseo entrar a Internet o sumergirte virtualmente en tus asuntos allá en casa, no hay nada malo en hacerlo, por el contrario, si cuentas con los tamaños para dejar el teléfono en casa, eso también es muy bueno.

Recuerda que estos equipos están diseñados para hacernos la vida más fácil, así que no te sientas mal si lo llevas, como lo que es -tu fiel compañero- y gracias a éste y a las apps diseñadas para viajeros, haces de tus vacaciones una mejor experiencia.