¿Cuál es la mejor forma de trabajar?

Varios especialistas han hablado de las ventajas de trabajar de pie. Incluso, estudios e investigaciones demuestran que ayuda a la salud mental y muchos de los nuevos diseños de oficina están basados en esta filosofía.

Sin embargo, un estudio publicado recientemente por la revista Human Factors, revela que los empleados que permanecen de pie más del 75% de su jornada laboral también pueden sufrir una variedad de problemas de salud.

En concreto, estar de pie de forma prolongada puede conducir a un aumento en la fatiga, calambres y dolores de espalda y en las piernas. Todo lo cual puede afectar negativamente en el desempeño laboral y causar malestar significativo.

“Este tipo de fatiga muscular sostenida puede resultar en graves consecuencias para la salud”, dijo María Gabriela García, una de las autoras del estudio y estudiante de doctorado en el departamento de Ciencias de la Salud y la Tecnología en el ETH Zürich en Suiza.

“Las implicaciones musculo-esqueléticas relacionadas con trabajar de pie por mucho tiempo son una carga no sólo para los trabajadores, sino también para las empresas y la sociedad”, dijo García en un comunicado.

Como parte del estudio, los investigadores le pidieron a 14 hombres y 12 mujeres (de dos grupos de edades diferentes) simular el trabajo de pie por períodos de cinco horas. Aunque los participantes se sentaron durante algunas pausas de descanso breves y en un almuerzo de 30 minutos.

Los autores descubrieron evidencia significativa sobre fatiga a largo plazo después de una jornada de trabajo de cinco horas, incluso cuando se incluyeron descansos regulares. Además, dijeron que los síntomas negativos continuaron durante al menos 30 minutos después de un período de recuperación donde se sentaban.