Consejos para ahorrar energía en el trabajo

El “desperdicio de energía eléctrica”, son palabras que oímos a menudo, sin realmente medir la importancia o impacto que tienen. Perdemos, de hecho, energía a diario. Sin embargo, vivimos en una época en la que la reducción de estos residuos es más de lo necesario, ya sea en el trabajo o en casa. Vamos a centrarnos en nuestro lugar de trabajo de hoy: he aquí algun0s eco-gestos que te permiten un ahorro sustancial.

1) Desactivar el hardware del ordenador, apagar los equipos informáticos en la noche o durante su almuerzo puede reducir significativamente su consumo. Incluso en “modo de espera”, tus máquinas continúan consumiendo electricidad.

2) Apagar la luz cuando no estás en una habitación. Los detectores de presencia son una gran opción para que la luz se apague automáticamente cuando la habitación está vacía.

3) Instalar los relojes de programación con el que puedes utilizar un temporizador que bloquea cualquier suministro de instalación eléctrica en un momento determinado, cuando los empleados están ausentes (noche, fines de semana, días de fiesta, etc).

4) Usar computadoras “Energy Star”. Las computadoras “Energy Star” son también una manera eficaz de reducir sus costos de energía. Reconocidas como ecológicas, son instrumentos que consumen menos energía.

5) Evitar que el aire acondicionado: en verano, las ventanas abiertas pueden (efectivamente) hacer una diferencia, en lugar de utilizar el aire acondicionado. No siempre es bueno para la salud, y consume bastante energía.

6) Utilizar cargadores solares: pequeños electrodomésticos como teléfonos portátiles o móviles; éstos aparatos eléctricos pueden ser alimentados con cargadores solares. Puedes optar por modelos de acceso abierto. Tienen casi todos los accesorios para los dispositivos electrónicos.