¿Cómo ser un buen jefe dentro de tu empresa?

Cuando vemos a los grandes líderes de negocios, siempre decimos cosas como: “me gustaría tener su facilidad de hablar.” De hecho, Steve Jobs era un orador excepcional. Pero también tenía sus defectos, era un megalómano y no tenía ninguna empatía por sus empleados que estaban trabajando como locos. Todos estamos agradecidos con algunos hombres de negocios, pero ¿cuáles son las cualidades que los hacen lo que son? ¿Cuál es la forma en que fueron capaces de llegar hasta aquí?

1)La visión global:

Los líderes de negocios como Steve Jobs tienen una visión general sobre las situaciones, mismas que pueden entrar en los detalles cuando son necesarias, pero también saben dar un paso atrás y saber a dónde ir. Usted probablemente ya se ha ido de vacaciones sin GPS, se habrá dado cuenta de que no era tan fácil de navegar. Bueno, es lo mismo pasa con su negocio, si usted no sabe en dónde se encuentra parado, dé un paso atrás, disfrute de un café y medite hacia donde quiere llegar y con qué herramientas.

2)La adaptabilidad y la versatilidad:

No todo puede ser bueno. Tal vez usted es un muy buen empresario, pero tal vez es malo en contabilidad. Debe estar bien asesorado en el área administrativa, ya que la visión y la inversión financiera no siempre son suficientes. Se necesita conocimiento en los números y para ello debe estar respaldado por una persona honesta y de su confianza.

3)La empatía y la escucha:

Sus empleados confían en usted y en todo lo que su empresa representa; por ello es muy importante que se tome el tiempo suficiente para escucharlos y apoyarlos en la medida de lo posible. La empatía y la solidaridad lo harán más humano y más respetado.

4)El espíritu de equipo:

Es importante fomentar la buena relación entre sus empleados y también hacerles ver que usted alguna vez estuvo en su lugar. El trabajo en equipo es el pilar de cualquier empresa pero la cabeza siempre será usted así que está en sus manos fomentar el compañerismo y ver la competencia como algo productivo entre sus empleados.

5)El amor por su trabajo:

Es una cualidad que parece un poco tonta, probablemente, de esa manera, pero que en realidad es bastante lógica. Un empresario gasta un promedio de cincuenta horas a la semana de trabajo para su empresa. ¡Tienes que amar lo que haces y tienes que amar a tu negocio para ser capaz de trabajar mucho en él! A veces puede suceder que quieres cambiar un poco de aire y no trabajar para el día, pero al día siguiente tal vez despiertes más motivado que nunca para desarrollar su proyecto! Ama a tu negocio empresarial, recuerda que eres su creador y su mentor.