‘Breaking Wise’, aplicación de analítica en la toma de decisiones

Los encargados del destino de las organizaciones son acosados por promesas de solución que, en ocasiones, resultan casi mágicas por falta de elementos que expliquen cómo funcionan. O bien porque no parecen estar relacionados con los objetivos de las instituciones.

Conscientes de ello, una nueva perspectiva plantea no tolerar más la toma de decisiones sin los elementos, utilizando la analítica como solución y como parte integral en la cultura de la organización.

No aceptes sólo lo que le den, pide lo que necesitas

En la serie televisiva Breaking Bad, conocemos las circunstancias que hacen que el protagonista, un hombre bueno, tolerante e inteligente, inicie una gran transformación en la forma de resolver sus problemas. La invitación no es a pasar al lado “obscuro”, sino al cambio radical y positivo en el uso de la analítica: Breaking Wise (o transformándose a la sabiduría).

La idea de utilizar información para tomar mejores decisiones. Lo que no es fácil de comprender es el hecho que, sin importar cuántas tecnologías de almacenamiento de datos, tableros de reportes que los consolidan y hasta soluciones que integran buenas prácticas en sus flujos de operación, resulte insuficiente para tomar en tiempo y forma las decisiones clave.

Nuestro planteamiento de transformación gira en torno a dos aspectos: la forma en que se incrusta en la cultura y la forma en que habilita a las tecnologías avanzadas en la toma de decisiones.

La cultura propicia: de la intención a la ejecución

La primera parte plantea la necesidad de que exista la intención y confianza en que se pueden tomar mejores decisiones aprovechando los datos que generamos en nuestras actividades cotidianas.

Pero la información no da respuesta por sí sola; debe ser interpretada o analizada para comprender el entorno que rodea a una institución, por qué se generan errores o cómo se consiguen aciertos.

Las soluciones como la analítica, son habilitadores de una visión. Si estamos convencidos de la parte cultural – filosófica del enfoque, la porción del uso de las tecnologías disponibles se vuelve una consecuencia lógica de habilitar este paradigma.

Ser radical con los buenos hábitos

El uso de la analítica se constituye en un marco que da orden, alinea otras capacidades y tecnologías para lograr el objetivo de generar conocimiento que apoye a tomadores de decisiones a todo nivel dentro de sus organizaciones.

La grandeza de nuestras intenciones muy a menudo determina la potencia de nuestras herramientas y el tamaño de nuestros esfuerzos.