¿Adiós al plástico?

Esta es una nueva tendencia que se está dando en las ciudades más «civilizadas» en Europa como Berlín, Viena o Barcelona:

Imagina una tienda donde los productos son vendidos sin la utilización de empaques de plásticos. El cliente puede llevar su propio frasco o bolsa y ahí guardar productos como semillas, especias, etcétera. Para los productos líquidos o semilíquidos utilizaría frascos que muy bien podría llevar o comprar en el mismo local.

De la misma forma, la leche podría regresar al antiguo esquema de ser vendida en botellas retornables y reciclables.

En la Ciudad de Nueva York se abrirá una tienda de «cero desperdicios» en la cual se intentará crear una nueva forma de vender este tipo de productos y eliminar las bolsas de plástico que, para darnos una idea, en Estados Unidos se desechan anualmente ¡100 mil millones de bolsas de plástico!

Un interesante modelo de negocio y, por qué no, la próxima tendencia para proteger la ecología de nuestro planeta.