8 ventajas de trabajar en una PyME

No es indispensable trabajar en una empresa grande para construir una carrera. Tienes incluso más probabilidades de estar satisfecho con tu trabajo en un pequeña o mediana organización. Cuando busques trabajo, es importante saber si tú prefieres trabajar en una gran empresa multinacional o una pequeña ya que hay una gran diferencia entre los dos. A menudo se dice que una gran organización tiene más oportunidades que ofrecer en términos profesionales y con respecto a la seguridad laboral. Pero, ¿es siempre ese el caso? Trabajar en una pequeña empresa también ofrece un montón de ventajas, a continuación te mencionamos algunas.

1. VARIEDAD.

Los puestos de trabajo en una empresa más pequeña son perfectos para los hombres (o mujeres) que buscan diversidad de actividades en su trabajo. En una PyME, puedes acercarte más a los aspectos de la operación de la empresa. Mientras que en una empresa grande o una multinacional, a menudo eres responsable de sólo una faceta del negocio.

2. NO ERES UN NÚMERO

Depende mucho de cómo el superior dirija su negocio, pero hay pocas posibilidades de que en una PyME seas tratado como un número o considerarlo como tal. A menudo participas más en el funcionamiento diario de la empresa. El truco consiste en apoderarse de una oportunidad para poder expresar tu opinión.

3. TIENES MÁS CONTROL SOBRE TUS PROYECTOS

Una PyME es menos contenciosa que una gran empresa. Si trabajas en un proyecto en una organización grande, a menudo te comprometes con muchos otros departamentos. En las PyME, tienes más control para determinar la dirección de tu proyecto y llevar a cabo tus propias propuestas.

4. GANAS EXPERIENCIA MÁS RÁPIDO

La carga de responsabilidad es mayor en las PyME; por lo tanto, tu papel es crucial para tomar riesgos y seguir adelante. Poco a poco, a medida que avanzas, tu paquete de tareas se expande. Esta forma de aprendizaje no es para todos.

5. APRENDES MUCHO

En una pequeña empresa, estás más cerca del corazón del negocio; sin embargo, trabajas en estrecha colaboración con tus colegas y aprendes mucho sobre ellos. Debido a que trabajas en un equipo pequeño, tienes más tiempo para aprender de tus colegas; o incluso de tu jefe.

6. TIENES MÁS PROBABILIDAD DE SENTIRTE SATISFECHO

Tienes muchas más probabilidades de estar satisfecho con tu trabajo en una pequeña empresa. Un estudio de SD Worx realizado entre 6.000 trabajadores sugiere que hay miembros más motivados y satisfechos en PyME que el personal de las grandes empresas. El punto débil está en la compensación de contraste. En las empresas con menos de 100 empleados, salarios de los empleados son un 8% más bajos que los ofrecidos por las grandes organizaciones.

También te puede interesar:  Beneficios de reclutar trabajadores productivos

7. MAYOR EFICIENCIA

Las pequeñas y medianas empresas suelen dividir su atención entre varios clientes y proyectos. Cuando se trabaja en un ambiente que se mueve rápidamente, se aprende a planificar mejor el trabajo. Tú estás más orientado a los resultados y esta participación te trae más motivación. Una vez que hayas adquirido esta actitud, aprovecha el resto de su carrera.

8. OBTIENES RESPONSABILIDADES MÁS RÁPIDO

Dado que esperan más de ti, eres capaz de demostrar que más rápido. Entre menos empleados tenga bajo su responsabilidad, tu supervisor puede realizar un mejor seguimiento de los progresos de tu equipo; eso hace más probable que recibas pronto nuevos proyectos. Las organizaciones más pequeñas tienen una estructura menos rígida, por lo que pueden ofrecer nuevas oportunidades más rápido mientras contribuyes al crecimiento de la empresa. Esto último hace más factible que migres de puesto en menos tiempo que en los grandes corporativos.