5 películas que podrían aumentar tu inteligencia

Se cree que leer un libro, rodearte de personas educadas, aprender una nueva habilidad y cuidar de tu salud con ejercicio y sueño son actividades que pueden aumentar tu inteligencia. Y aunque no lo creas, también puedes ver la televisión y películas para aumentar tu coeficiente intelectual.

 

Sin límites (2011)

Este thriller protagonizado por Bradley Cooper sigue a Edward Morra, un escritor que entra en contacto con la droga NZT-48. Esta píldora le permite usar su cerebro al máximo, lo que mejora dramáticamente su vida.

No existe una sustancia así en la vida real, pero Sin límites te ayudara a pensar de manera más inteligente.  De acuerdo con Psychology Today, el método del priming “es una forma no consciente de trabajo de la memoria respecto a la identificación de palabras y objetos. Se refiere a activar representaciones particulares o asociaciones de memoria antes de realizar una acción”. Por ejemplo, si ves la palabra “amarillo” puede hacer que sea más fácil identificar el concepto “plátano”. Esto es porque ambos términos están conectados en la memoria.

El código Enigma (2014)

Esta película cuenta la historia del matemático Alan Turing, mejor conocido como el padre del cómputo moderno, mientras ayudaba a descifrar los códigos secretos usados por los Nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

Además de conocer la historia de Turing y cómo construyó las bases para la inteligencia artificialEl código Enigma también celebra la inventiva humana, te impulsa a pensar en grande y te inspira a aprender más sobre la tecnología.

Memento (2000)

Esta fascinante historia de detectives de Christopher Nolan sigue a Leonard (Guy Pierce), un hombre incapaz de formar nuevas memorias mientras busca al asesino de su esposa. El filme empieza a la mitad de la historia y se “desenreda” para llegar al principio para que el espectador pueda experimentar las mismas emociones que Leonard.

Jugar con estas narrativas no lineares te ayuda a mejorar tu atención e imaginación ya que te forza a sacar conclusiones. Pero, más importante, Memento ilustra la importancia de usar técnicas para mejorar la memoria.

Una mente brillante (2001)

Inspirada en la biografía del economista y matemático Premio Nobel John Forbes Nash, Jr., esta película se enfoca en el descubrimiento del Equilibrio Nash, que según Investopedia es un “concepto de teoría de juegos donde el resultado más óptimo de un juego se da cuando ningún jugador tiene incentivos para desviarse de una estrategia establecida después de considerar las elecciones del oponente”.

Puede sonar confuso, pero los economistas han usado esta teoría para explicar cómo “compañías competidoras pueden fijar sus precios, cómo gobiernos pueden hacer subastas más competitivas y cómo un equipo puede tomar mejores decisiones comunales”. Mejor dicho, la teoría de Nash explica cómo las elecciones que pueden ser buenas para un individuo pueden tener resultados catastróficos para el grupo.

También te puede interesar:  Volkswagen crea oficinas moviles

Pi, el orden del caos (1998)

Este thriller surrealista dirigido por Darren Aronofsky, narra la historia de un teorista numérico desempleado llamado Max que sufre de migrañas, paranoia, alucinaciones y ansiedad social.  El filme es notable por cubrir temas como la religión, el misticismo y la relación del universo con las matemáticas. Max se obsesiona con estos temas para encontrar la clave del caos de la existencia, lo que le sirve para predecir todo, incluso el mercado de valores.

La introducción a estos temas es extremadamente interesante, pero la verdadera lección de esta película es aquella que da sobre el peligro de estar en una búsqueda constante por algo que puede no estar ahí. No importa que tan educado o informado estés, no siempre puedes predecir qué va a pasar después.

Fuente: Entrepeneur